lunes, 20 de diciembre de 2010

Abrazarme hasta darme la vuelta y llegar a la Antártida


Y los días van pasando y no sé qué hacer.
Lo mejor será que no haga nada.
Que espere a que den las campanadas.
Entonces callaré, respiraré, y, tal vez, me quede tortuga.
O bicho bola.
De los que cuando apenas rozas se enrollan y quedan hechos pelotilla.
Pues eso.
Por un tiempo.
Será lo mejor.
Además aunque me pisen ni hiero ni muero.
Mi piel corteza me protege.
Y sé que me vas a cuidar.
Y mucho.
Me convierta en el bicho o monstruo que sea.
Me cuidarás.
No lo puedes evitar.
Ahora sólo quiero tus mimos y no pensar.
A veces el vacío es lo mejor.
Si no piensas no existes.
Quiero ser invisible hasta el día 7.
Por qué el 7?
Pues vale, el 11.
Pero que pase todo ya.




4 comentarios:

Bur dijo...

conozco esos bichitos... y también esa sensación...

cuidate

Ra dijo...

Son listos o cobardes Bur?

Bur dijo...

a mi me parecen graciosos.... creo, que lo hacen para protegerse!

Anónimo dijo...

Actúan por instinto... como tú en muchas ocasiones, instinto de supervivencia.rorim