miércoles, 6 de abril de 2011

En su justa medida es necesario, pero mucho no, que el calentamiento sin cura es mú malo


Sin mi té mañanero de las diez y pico no soy persona.

La mente está aún en proceso.
Nublada.
Con pensamientos somnolientos y pasotas.
No me importa absolutamente nada de nada lo que me digan o dejen de decir.
No cambio el gesto de la neurona.
Paso.
Es aún menos ruidoso que oír llover.
Porque cuando llueve no oigo, sino que escucho la lluvia.
Y ahora la echo de menos.
Porque tengo que usar gafas, para que el sol no devore ni incendie mis florecillas.
Me hace daño el sol estos días.
Porque no estoy preparada aún.
No quiero subir y desaparecer.
Quiero permanecer entre las nubes, para regarte cada día.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Increíble Ra, la fluidez y constancia de este blog...¿Cómo lo haces? Precioso todo el poema, y genial la guinda del último verso. Un beso desde Albacete, estés dónde estés.

CHISPY dijo...

Ra...que negativa, aunque me gusta. Un beso guapa!!!!!

Bur dijo...

A mi también, me parecio hermoso aunque triste.

Ra dijo...

Manchego de adopción! Besossss y gracias por tus palabras!! A ver si os ponéis de acuerdo de una vez y vamos a verte un finde! Que ya me ha dicho que nos tienes una ruta preparada. Más besossss

Chispy: Negativa??? yo?? anda que...

Bur: Nada de triste de veras...

Besosssss