viernes, 23 de octubre de 2009

Volver, recuperar, afirmar, redención


Jugabas con los pies de tu madre,
le vendías casas en plano,
los mayores estudiaban,
y te sentías sola.

Tuviste a frutos secos de mascota,
ya que seres vivos no podías tener,
ni compañeros de tu edad de juegos.

Y maduraste antes
te hiciste más fuerte
dentro de tu burbuja de independencia.

Ahora eres apoyo, sostén, bastón, estandarte.
Punto de referencia a veces.
Guía en el norte para no perderse.
Pero cuando eres Alicia sabes dónde buscar,
qué alimento tomar
para salir del laberinto,
o bajar del árbol.
Sabes qué seta comer
o dejarte abrigar.

Sigue el diamente dentro
aún sin pulir.
Te quedan aristas pendientes de impurezas.

Andarás, seguirás, y esa persona te rogará su perdón.
Tal vez no sabe cómo.
Todo tiene su explicación.
La tiene.
Antes tiene que llover, diluviar, tronar, granizar.
Antes debe haber una explosión.
Para luego descansar en un banco.
Y los ríos fluyan,
con sentido,
para converger y nadar juntas en el mar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

M'han cantao!
No sé si la persona a la que va dirigido lo habrá leido pero si lo hace, seguro que se le saltarán unas lagrimillas.
Dulce! que eres una dulce!!
Te quiero

lunares dijo...

¡Qué bueno pasear entre tus palabras!
Siempre me dicen algo.